Lo que Aprendí Flotando por Ahí

La terapia de estimulación ambiental reducida ha causada mucho revuelo y es el tema del momento.  He escuchado todo sobre esta terapia alterna en los distintos podcasts que disfruto a cabalidad.  Incluso formó parte de la trama de Stranger Things, la serie original de Netflix.   La primera vez que fui expuesta a una cámara de flotación anti-gravedad fue en la serie Fringe.   Aunque lo encontré sumamente interesante no le dí mucho pensamiento hasta que comencé a escuchar de esto recientemente.  En ambas series, esta terapia se utilizó para estimular partes neutrales del cerebro a visitar universos paralelos.  Hablando claro, no tengo mucha necesidad de usar mis habilidades telepáticas para alcanzar universos paralelos.  Al momento no me ha hecho falta pero quien sabe lo que puede suceder en el futuro.

Gracias a mi red social preferida, Instagram, me enteré de un lugar en Nashville que ofrece esta terapia de flotación. PSFS abrió recientemente y la mejor parte es que está ubicado bastante cerca de donde vivo.  Llegó el momento idóneo y decidí aprovechar al máximo la oportunidad de flotar.   Mi curiosidad no aguantaba más luego de leer todo acerca de los beneficios para el cuerpo y la mente. Sabía que mi sesión de flotación no me permitiría viajar a un universo paralelo como Eleven, pero quería tener esta experiencia de flotar. Les confieso que realice una investigación exhaustiva de algún estudio real relacionado con lo paranormal pero no encontré nada.

PSFS - Calming Hallway

Este es el pasillo que vas a tomar para llegar a tu sesión de flotación. Todo es muy acogedor, desde las luces tenues hasta las fotos en la pared.

La terapia de estimulación ambiental reducida lleva décadas en pero solo comenzó a ganar popularidad recientemente. Muchos spas han comenzado a ofrecer esta terapia de flotación en distintas ciudades del país para satisfacer la demanda. Los gran cantidad de beneficios que experimentan las personas después de una sola sesión de flotación incrementan las probabilidades que continúen el tratamiento. ¿Quién no desea tomar un descanso de los estímulos intensos que todos estamos expuestos a diario? Yo me apunto cualquier día 🙂 para realizar una relajación profunda.

Por si no lo sabías, una sesión de terapia de flotación ofrece distintos beneficios físicos y mentales.

Físico
  • Reduce el estrés en el cuerpo que es causado por la gravedad (columna vertebral, caderas y articulaciones)
  • Disminuye la tensión muscular y el dolor gracias a la sal de higuera
  • Mejora la circulación
  • Baja la presión arterial y el ritmo cardíaco
  • Alivia el insomnio, el jetlag y la fatiga para que puedas dormir como una piedra
Mental
  • Relajación profunda y reduce los niveles del estrés mental
  • Calma la ansiedad
  • Aumenta el rendimiento
  • Incrementa la secreción de endorfinas
  • Estimula la creatividad y la capacidad de visualización

Relax

Mi experiencia con el spa de Pure Sweat + Float Studio fue positivo desde el comienzo. Ellos cuentan con equipo adiestrado pero sobre todo amables.  Pudieron aclarar todas mis dudas, contestaron todas las preguntas y fueron capaces de responder a las preocupaciones que les compartí. Incluso la gestión para coordinar la cita fue sumamente fácil y rápida.

El staff del estudio me explicó todos los detalles de la terapia y el proceso correcto a seguir.  Es importante seguir el orden correcto para mantener la higiene del tanque pero en especial de uno.  Si sufres de ansiedad a causa de los espacios cerrado o en ciertas situaciones puedes estar tranquila porque no estarás sola.  El tanque de flotación está equipado con un intercom que te permite solicitar ayuda de ser necesaria.  Fue reconfortante saber que no estaría sola durante la sesión y que podría obtener ayuda si la necesitaba.   Lo importante es mantener la cordura y disfrutar la experiencia.  La habitación está decorada muy sencilla con colores claros, alumbrado con unas velas y todos los elementos esenciales para facilitar la transición a un estado más tranquilo.  Es un espacio que invita a la relajación total.

Esta es el tanque de flotación donde se realiza la terapia de flotación.  ¿A que se te parece esto?

El tanque parece un huevo gigante. Fuera de broma, un huevo gigante. No sé si es una coincidencia, una analogía sobre la experiencia de nacer que algunos de seguro van a experimentar o simplemente un elemento espacial para que te sientas un poco futuristico.  Escoge lo que mejor te parece o escoge tu propia analogía. Definitivamente a mi me puso a pensar. El tanque no cuenta con espacio para nadar, pero si te permite flotar cómodamente. La cantidad de sal de higuera que tiene el tanque te mantendrá flotando sin problemas. No hay necesidad de preocuparse por hundirte o tener que pasar trabajo por mantenerse a flote.  Esto no es una sesión de ejercicios.  Tu cuerpo flotara sin ningún tipo de esfuerzo gracias a la sal de higuera.

El estudio tiene una almohada disponible que aunque es bastante cómica te sostiene la cabeza para brindarte más confianza durante la sesión de flotación.  Tienes la opción de utilizarla o no pero por lo menos debes intentarla para ver que te parece.  Se te duermes durante tu sesión,  continuaras flotando sin problema.  Las probabilidades de que te puedes ahogar en menos de 10 pulgadas de agua son pocas. No vas a sentir frío porque la temperatura del agua permanece igual a la temperatura corporal.  La temperatura del agua es un factor importante que aporta a sostener un ambiente agradable durante la terapia.  No sentí frío en ningún momento.

El tanque ofrece varias opciones para facilitar la relajación total durante la flotación. Si deseas puedes acompañar tu sesión flotante al ritmo de una suave melodía instrumental o con las luces encendidas. Ambas opciones se pueden modificar gradualmente para que se puedan adaptar según el estado de ánimo en el cual te encuentras. En fin, cada sesión se puede personalizar según el ambiente que tu escoges.  El tanque también te da la opción de mantener la puerta abierta o entreabierta basada en el nivel de comodidad de cada persona.

Hablando claro

Hablando claro, mi primera sesión no fue como imaginé.  El propósito principal de este blog es compartir mis experiencias honestamente.  Quiero que tengas la certeza que siempre te voy a compartir lo diferentes aspectos, desde lo divertido hasta lo más incómodo de todas las situaciones.  No todo es color de rosa y no siempre todo sale tal fue ideado o planificado. Lo importante es disfrutar cada situación y aprender de estas oportunidades.

Con toda honestidad les tengo que admitir que me asusté un poco cuando me encontré en plena oscuridad y en total silencio.  Me tiré con todo y tenis. All in! Apague la música y las luces desde el principio para experimentar el aislamiento sensorial en su máxima expresión. Me sentí incómoda y la claustrofobia me azotó fuerte cuando cerré la puerta del tanque. No sufro de claustrofobia pero me dio duro.  El sonido de los latidos de mi corazón fue sumamente abrumador. Sólo escuchar los latidos corazón en plena oscuridad hizo que mi corazón acelerara el ritmo aún más. Traté de controlar mi ansiedad y calmarme, pero no fue tan fácil como pensé que sería.

Así que abrí la puerta y me senté mientas buscaba tranquilizarme. Una vez que recuperé la cordura y logré bajar el ritmo de corazón volví a entrar. La oportunidad de entrar en el estado de relajación total era algo que anhelaba tanto pero fue difícil alcanzar. Tomé el tiempo necesario para entrar en este estado pero lo más importante que tuve que hacer fue evaluar las expectativas que había establecido para la sesión. Este acto de establecer unas expectativas más a tono con la realidad de la flotación me ayudó a caer en tiempo.

El dialogo interno fue clave para calmar la ansiedad y los nervios. Me aferre a mi lugar preferido, el mar.  Me enfoque en la familiaridad de flotar en el mar para sentirme cómoda.  El mar representa tanto en mi vida ademas de ser el lugar donde más feliz me siento.  Definitivamente my happy place 😀 La diferencia más grande entre flotar en el mar y el tanque es el hecho de que no hay corrientes que te puedan llevar mar afuera. Tampoco hay tiburones.  Los tiburones siempre suelen estar presentes en mi miente si estoy flotando en el mar.  Me crié en un isla tropical durante los 80s.  Jaws tuvo un efecto negativo en mi vida.  Me traumatizó un poco igual que a muchos de mi generación. Los 80s fueron un época donde era inevitable pensar en los tiburones, gracias a Jaws, mientras disfrutabas un día en playa.  Todavía me persigue esta inquietud cuando me encuentro nadando demasiado lejos de la orilla.

El estudio de PS+FS te tiene un regalito especial al concluir tu sesión para que te puedes mimar en tu casa. Mira que chulo estos paquetes de sal de higuera. Recuerda afeitarte luego de tu sesión 🙂

Otro aspecto que impidió la concentración total fue mi piel  Tuve la brillante idea de afeitarme justo antes de ir la sesión.  Digo brillante pero en realidad es algo que hago sin pensarlo.  Afeitarme es parte de mi rutina de baño y lo hago sin pensar.  Tienes que tener en cuenta que la sal puede irritar la piel recién afeitada tan pronto tengas contacto con ella.  El picor es algo horrible y real.  Te recomiendo que te afeites el día o hasta la noche antes de realizar una terapia de flotación.  Si no tomas las medidas adecuadas te garantizo que te vas a arrepentir.  No te imaginas lo incómodo que fue el picor.  Todavía no puedo creer que cometí esta novatada considerando todo la información que busque y mucho menos luego de haber crecido en una isla tropical.  Si has pasado por esto entonces sabes de lo que estoy hablando. ¡Es sumamente difícil concentrarte y estar quieta cuando todo te pica todo!

Me llevé una gran sorpresa 

En general mi experiencia en Pure Sweat + Float Studio fue fenomenal y no puedo esperar a volver. No hay palabras para describir lo relajada que me sentí después de flotar. La sal de higuera hizo maravillas en mi cuerpo, el dolor de espalda fue reducido significativamente y mis músculos adoloridos estaban muy felices. Definitivamente valió la pena los sinsabores que pasé. Tuve que luchar para calmar la ansiedad que sentí al principio y cambiar las expectativas para disfrutar mi sesión. Se me hizo difícil poner la mente en blanco al principio de la flotación.  Tenía demasiados pensamientos corriendo por mi mente.  No podía dejar de pensar y comencé a sentirme un poco frustrada porque estos pensamientos activos contradice el simple acto de privar toda estimulación sensorial. Luego de buscar la manera de cancelar todos estos estímulos tomé acción para poder entrar al estado de relajación que tanto quería lograr.

Ya sé que esperar para las próximas sesiones y como debo de proceder para tener una  experiencia óptima. Salí del tanque con una energía creativa y muchas ideas de como realizar todo lo que visualizaba.   No veía la hora de llegar a casa para ponerme a crear y explorar ideas nuevas y la misma vez con ganas de ser productiva.

¿Has intentado la terapia de ambientación reducida en un tanque de privación sensorial? ¡Cuéntamelo todo! Quiero saber cómo fue tu experiencia.

¡Acompáñame!

#CUinNashville

0

Leave a Reply