Déjalo Atrás

Preparar mis planes para el 2018 me ha tomado más tiempo de lo que pensé. Era importante terminar de digerir todo lo que ocurrió en el 2017 porque fue un año de mucho crecimiento.  No podía pensar claramente en el próximo capitulo sin haber terminado el anterior. Tuve que salir de mi zona de confort por completo.  Fue difícil pero el 2017 me enseño que soy mucho más fuerte de lo que pensaba.

 

Take it all in stride.

Tú eres el autor de tu futuro. No pierdas el enfoque.

 

La vida te impulsa en la dirección que menos imaginabas o por el camino menos esperado.  Es fácil pensar que estamos en control pero tenemos que entender que no se puede controlar todo lo que nos rodea.  Te reto a vivirlo todo.  Tienes que pasar por los momentos incómodos y dolorosos para crecer.  Estoy más que agradecida por esa época de crecimiento.  Hoy por hoy entiendo que fue lo mejor que me pudiese haber sucedido porque soy una mujer más determinada a luchar.

Savor the journey as much as the destination.

Cada paso que das te acerca a tus metas.

Mi principal objetivo para 2018 es ser intencional con los objetivos que quiero lograr y planificar el año con propósito. Me niego a caer en la rutina de escoger las mismas resoluciones de siempre.  Quiero ser realista con lo que quiero lograr. En años anteriores, las resoluciones que escogía eran demasiado genéricas o ambiciosas, por lo que no llegaban a nada. El problema era que no había un plan de acción. Me da verguenza admitir que lo dejaba en manos del destino.  ¿Cómo podría llegar a un destino en el que nunca he estado si no tuviera una ruta trazada?

Se ha hablado mucho sobre la palabra del año, las juntas de visión, el poder de la magia y todo ese jazz. El hecho de que grabe algo en un panel de visión no significa que no sucederá automáticamente. No creo en el poder de atracción, sino en el poder de hacer. Estoy a favor de los sueños y los deseos, pero tenemos que ser realistas. Las metas necesitan acción para seguir adelante. Requieren un plan sobre cómo lo vas a hacer. La lógica es una parte vital de cualquier plan.

De seguro has escuchado las nuevas tendencias de la palabra del año, el gran vision board, la magia de la atracción y todo por el estilo.  No creo en el poder la atracción sino en el poder de hacer.  El mero hecho de crear un vision board no significa que todo te va llegar milagrosamente.  No me malinterpretes, a mi me encantar soñar pero soy realista.  Las metas, al igual que los sueños, requieren un plan de acción para poder alcanzarlo. De nada nos vale soñar sin formular un plan lógico.

Luego de mucho análisis y pensamiento finalmente elegí una palabra que representa lo que el 2018 es para mí.  He designado el 2018 como el año del catalizador porque estoy determinada a lograr mis objetivos.  Sé que la dedicación y trabajo arduo darán frutos a largo plazo porque tengo una idea clara del camino a recorrer.  Necesito mantener el enfoque y ser consistencia para llegar a la meta.  No puedo perder de perspectiva la flexibilidad de poder ajustar el camino en la marcha.  Habrán momentos en que debo tomar un desvio o reevaluar la ruta para ser más eficiente.

También he desarrollado una lista de cosas que quiero dejar atrás en 2017. No dejaré que están fuera de mi control me detengan.  Llegué a la conclusión de que perdía demasiado tiempo luchando con la duda, la comparación y el pensamiento sobre otras personas que no aportan nada en mi vida. No hay porque perder nuestra paz por las cosas que no podemos cambiar. Todo esto le resta al poco tiempo que tenemos. A medida que voy envejeciendo he aprendido que el tiempo es el bien más preciado que tengo. La vida es muy corta y quiero aprovecharla al máximo.

En 2018 he decido terminar una vez y por todas con la duda y acordarme por qué elegí este camino. El viaje de cada persona es diferente y no voy a comparar mi etapa actual con los de otros. Cada cual avanza al son de su propio ritmo, decisiones y fortalezas.   Por esto somos únicos. También me mantendré fiel a mi pasión y dejaré que fluya mi creatividad. Al final del día estoy haciendo esto para mi y solo para mi. Si hay otros que se identifican con eso pues bienvenido sea.

 

“La comparación es el ladrón de la felicidad.” Theodore Roosevelt

Learn from the past.

Aprendiendo de nuestro pasado es la única manera de seguir hacia delante.

 

Este año quería establecer mis metas para el 2018 a mi paso y no a la ligera.  El 2018 representa esperanza, determinación y la expresión de mis pasiones.  Al 2017 solo quiero decirte que estoy agradecida por todas las experiencias  increíbles y verdaderamente devastadoras. Gracias por obligarme a superar los límites como lo hiciste porque me has enseñado mucho sobre mí y sobre lo que soy capaz de hacer. Cambiaste mi perspectiva y me permitiste solidificar mi relación con tantas personas increíbles. Una tribu que está ahí para apoyarme y aceptarme por lo que soy. Soy única y quiero compartir mi visión. Sé que no soy para todos pero tampoco lo pretendo.

¡Prepárate 201 8 que voy por más! Me siento cómoda con la incomodidad. He establecido unas metas tan altas que me asustan, pero eso es parte del desafío.

  1.  Ponte pa’ tu número.

¡Acompañame!

#CUin2018

0

Leave a Reply